Tenemos las herramientas para hacer crecer tu negocio

|

E-lockers: los casilleros inteligentes para retirar las compras hechas online

La empresa de e-lockers Boxeway –de origen argentino pero con presencia en la región y destinada al mercado corporativo– lanzó poco más de un año atrás su spin-off Packasap.

Motivada por el fuerte aumento en las ventas a través del comercio electrónico, la empresa de e-lockers Boxeway –de origen argentino pero con presencia en la región y destinada al mercado corporativo– lanzó poco más de un año atrás su spin-off Packasap. Hoy, el CEO de ambas compañías asegura que el negocio aumentó un 50 por ciento en los últimos 6 meses y que todavía está por debajo de sus capacidades.

“El e-locker es un cajero automático de cosas, y el valor que aporta es que quien tiene que entregar, entrega con un 100 por ciento de eficacia, sin problemas en la entrega, y lo mismo es para quien retira”, dice Juan Gruss, en diálogo con Apertura.com. Según el ejecutivo, el spin-offde Boxeway nace por la necesidad de hacer foco en la problemática que representa la logística urbana necesaria para mover mercadería tanto de las empresas a sus consumidores finales como en particulares.

La solución que Gruss ofrece consiste en una serie de paneles de lockers electrónicos que se instalan en red en situaciones de proximidad a los usuarios, como hipermercados, estaciones de servicio y centros neurálgicos. A esos sitios se sumaron sucursales y otros puntos auspiciados por OCA, la empresa de correo a la que Packasap logró convencer de que ofrezca el servicio de e-locking a sus clientes.

Hechos de acero y con una pantalla touch en el centro de su estructura, los equipos de Packasap están compuestos por distintas cantidades de e-lockers sin manija. Para acceder a estos, los usuarios deben ingresar un código único por transacción para desbloquear el casillero que contiene su producto adquirido o aquel que desean depositar. “El precio por el servicio incluye la estadía de los bienes por 48 horas en los casilleros; si se retira después, se vuelve a cobrar el mismo monto por otras 48 horas, y si se retira antes de las 6 horas, el costo disminuye un 50 por ciento”, detalla Gruss, que asegura que un 80 por ciento de las personas que utiliza los e-lockers hacen sus retiros durante las 24 horas siguientes al momento del depósito.

La pantalla touch, el panel de control de los equipos.

 

 

Tanto quienes depositan como quienes retiran son informados de todo lo que sucede via e-mail: a los segundos se les notifica cuando su compra ya los está esperando, y a los primeros, cuando su producto fue retirado. Los paneles, compuestos por casilleros de distintos tamaños –razón por la cual su precio varia según más o menos espaciosos–, pueden ser alquilados para realizar una sola transacción o una cantidad ilimitada por un período de 30 días.

“Funcionan de forma similar a lo que es un cajero automático, y sus beneficios son parecidos: ofrecen proximidad y amplitud horaria de atención, además de comodidad para quien retira”, enumera el CEO. Con presencia en las ciudades de Buenos Aires y Santiago –donde la empresa ya tiene un acuerdo con la cadena de retail Ripley–, Packasap se encarga tanto de instalar los equipos como de proveer de toda la inteligencia que comunica en tiempo real la red y de darle soporte a la plataforma transaccional que utilizan los usuarios.

Según Gruss, “aunque la plataforma puede ser utilizada entre particulares, hoy lo que está traccionando es el e-commerce, ya que la tecnología del e-locking se convirtió en una solución elegante y eficaz al desafío del delivery de productos; además, para un emprendedor que vende a través de un sitio de comercio electrónico, este servicio es mucho más económico que un local”.

La marca, que ya está en conversaciones con representantes de FedEx en Paraguay para desembarcar allí también –así como en Perú, Brasil y México– cobra un abono mensual para aquellos emprendedores o compañías que desean hacer uso de sus casilleros para entregar sus productos.

“Hoy lo que también estamos promocionando es nuestro servicio box to box: entregás en el locker A y retirás en el B”, cuenta el ejecutivo. Con 13 puntos de presencia, incluyendo un local con empleados, Packasap ya cuenta con clientes como Sodimac y Telefónica –que utiliza los casilleros para la entrega de sus módems– y planea, para el segundo semestre de 2017, sumar 50 equipos entre la ciudad de Buenos Aires y localidades del interior de la provincia.

 

(Fuente: apertura.com)